Estilo de vida Saludable para evitar Dolor de Espalda

Cómo prevenir el dolor y las lesiones de la espalda durante nuestras actividades.

Es común que dentro de nuestras actividades en el trabajo o en la casa levantemos cosas pesas, hagamos movimientos repetitivos o permanezcamos mucho tiempo sentados a lo largo del día. A futuro esto tendrá un impacto negativo en la espalda.

El dolor de espalda puede ser constante, agudo o punzante, esto nos limitará en nuestras actividades diarias y también será difícil concentrarnos en el trabajo.  Desafortunadamente, muchas tareas (como las que hacen los campesinos, dentistas, oficinistas, trabajadores de fabricas, etc.) exigen mucho esfuerzo en la espalda y puede lastimarse.

Algunas causas frecuentes del dolor de espalda

FUERZA: demasiada fuerza cuando se levantan o mueven objetos pesados.

REPETICIÓN: el mismo movimiento que se repite muchas veces durante una actividad, puede ser a través de torsiones, giros, agacharse, inclinarse, etc.

INACTIVIDAD: estar sin moverte durante una actividad de escritorio o en cualquier puesto de trabajo son factores que aumentan el riesgo de tener dolor de espalda. Debido a la mala postura que se adopta por estar mucho tiempo sentado o de pie y de manera incorrecta.

Estilo de vida

El envejecimiento, la obesidad o la falta de ejercicio también favorecen a que aparezca el dolor de espalda. Aunque no puedes controlar la edad, si se tiene un peso saludable puede ayudar a evitar dolores musculares o de huesos.

Tener una buena alimentación será un factor positivo, así como, consumir calcio y vitamina D, que ayudarán a disminuir el riesgo de padecer osteoporosis.

Realizar ejercicio aeróbico, por ejemplo: natación, caminar, baile, ejercicio de movimiento.  El ejercicio ayuda a mejor la fuerza muscular y mantener un buen equilibrio, y, de esa manera, evitar caídas o lesiones de la espalda.


Cómo prevenir el dolor de espalda

Mantener una buena postura, no encorvarte (posición jorobada).

Levantar el peso que consideremos fácil de trasladar o mover (nunca hacer un sobre esfuerzo).

Cambiar de posiciones cada hora para evitar la tensión y el cansancio muscular (esto es válido para cualquier actividad que hagas, por ejemplo: en el hogar o en tu trabajo).  

¿Tienes alguna duda o comentario?

Artículo creado por: equipo CATEFI SAN FÉLIX Centro de Atención en Terapia Física. 29/8/20, Atlixco, Puebla. 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En que podemos ayudarte?